Vota este articulo
(1 Voto)

Psicología en la pista

A menudo se dice que el tenis es uno de los deportes que ofrece mayores retos psicológicos. ¿Por qué? Hay dos razones:

 

Primera. Es la conexión entre el ritmo del juego y la fatiga psicológica. Los buenos jugadores deben ser rápidos en la cabeza y en los pies. Tienen que moverse, al mismo tiempo que tomar numerosas decisiones sobre la dirección y velocidad de la bola. Un jugador que no este en buena forma se cansara tanto física como mentalmente.

 

Segunda. Es el arranca y frena natural del juego. Durante un partido típico, los jugadores emplean menos de 1/3 del tiempo real jugando y más de 2/3 en los cambios de lado y entre puntos. Este “tiempo muerto” le da un amplio margen de tiempo para pensar acerca de pasados errores y futuros planes, desanimándose o estar más activo. Los jugadores sentados en las sillas durante los cambios intentan relajarse físicamente, pero ¿también mentalmente?

 

1.-Rutinas: Los buenos jugadores llevan a cabo pequeños rituales, antes y durante el partido. El objetivo es minimizar el estado de nervios y reforzar la confianza.  Algunos jugadores comen fruta, otros hacen estiramientos regulares, otros efectúan calentamientos  específicos, otros llevan amuletos de la “buena suerte” en sus bolsas de deporte. No hay nada que este“bien”“mal”. Cada jugador debe hacer lo que le hace sentir bien. Durante el partido lo ideal es mantenerse completo y concentrado. Muchos jugadores tienen rituales antes de servir o restar. Algunos botan la pelota, otros toman tres bolas del recogepelotas y desechan una, otros hacen movimientos característicos con los pies o la cabeza. Para el jugador de Club, los rituales mas corrientes son respirar hondo o pensar en alguna palabra“clave”.


2. Respiración: Acostumbrarse a respirar bien en la pista puede beneficiarnos, tanto física como psicológicamente. Lo primero es obvio. Después de un punto largo, la respiración, aún para un jugador en plena forma, puede ser corta y penosa. Una  respiración profunda puede restaurar el ritmo normal, así como relajar los músculos de la espalda y cuello. Expulsar aire decrece la tensión muscular,  es el motivo por el cual muchos jugadores de talla han aprendido a expirar al golpear la bola (“gruñido”).Menos evidentes son los beneficios psicológicos  de respirar bien.

Muchos jugadores mantienen la respiración o inhalan al golpear la bola. Resultando que la tensión muscular no decrece y de hecho están cada vez más tensos a medida que avanza el partido. El objetivo es relajarse. En los cambios de lado, una respiración regular y profunda ayudara.

 

3. Establecimiento de metas. Los buenos jugadores establecen metas, tanto para puntos concretos como para juegos particulares. Una meta sirve para que un jugador permanezca concentrado y al mismo tiempo sienta la reconfortante satisfacción de haberla conseguido.

Algunos jugadores empiezan un punto con la meta de golpear tres pelotas profundas antes de iniciar una ofensiva, o golpeando dos bolas al rincón del revés antes de subir a la red. Puede que inicien un juego con la meta de realizar un golpe de aproximación después de cada pelota corta del adversario, golpear el segundo saque con más efecto, o no hacer ningún error no forzado. Lo sustancial de las metas no es tan importante como el proceso de plantearlas.

 

4. Concentración. Todo el mundo habla de la importancia de la concentración, pero ¿en que? Hay infinidad de motivos. ¿La pelota, la táctica del contrario, nuestra propia táctica, el próximo punto, la realización de nuestros golpes, la respiración, la actitud mental? Los buenos jugadores son conscientes de prestar una atención disciplinada a todos esos asuntos. Una buena formula para incrementar la concentración es practicar en un entorno con distractores, así uno aprende a ignorarlos. Otra manera es concentrarse en las costuras de la pelota o emplear “palabras clave” tales como“adelante”“ataca” entre otras según la situación. Entre puntos y durante los cambios de lado son los momentos más adecuados para concentrarse interiormente, en la respiración o la estrategia. Una forma efectiva es tener unos pequeños “apuntes” para repasar. Cada jugador tendrá sus propios“apuntes” y estos apuntes deberían cambiar según el desarrollo del partido. Lo importante es tenerlos.

 

5. Auto-charla. La auto-charla puede ser un arma de dos filos. Auto-charla irracional, negativa, focalizada en los errores cometidos es contra productiva y puede incrementar la ansiedad. Los jugadores que utilizan esto no se auto ayudan, al contrario, ayudan al adversario. Un buen jugador puede que gesticule o grite después de un fallo garrafal, una doble falta o después de perder un gran tanto, pero él ó ella lo olvidan en el próximo punto.

El o ella usaran auto charla positiva para  permanecer en el presente (“el próximo punto”) para mantener el esfuerzo (“vamos tú puedes hacerlo”) para iniciar la acción y focalizarse en lo que hay que hacer. En vez de perder la concentración totalmente, la charla positiva ayuda al jugador a estar tranquilo, calmado, alerta y jugar el mejor tenis que pueda.

 

6. Buena imagen. La clave aquí es el “lenguaje del cuerpo”. Como uno se mueve entre puntos es una señal, no sólo a su adversario sino también para uno mismo. Los buenos jugadores tienen mucho cuidado en no dar ánimos al adversario mostrándose “depresivos” o “vencidos”. Una forma de caminar positiva y la posición de la raqueta dice “estoy preparado” y “voy a luchar”.


7. Adaptarse a los fallos. Los jugadores buenos se sienten bien frente a los fallos. No les gusta, pero saben que han hecho muchos fallos en el pasado y van a hacer muchos en el futuro. Fallar un revés es sólo un punto. Una doble falta puede arreglarse con un ACE. Han aprendido que es mejor recordar los buenos golpes que enrollarse con los malos.

 

8. Visualización. Visualización es desarrollar el golpe mentalmente, como un saque perfecto, un potente passing de revés. Se ha demostrado que durante la visualización, existe la misma actividad en los nervios y músculos que cuando realizamos el golpe. La foto mental del golpe es una copia del movimiento ideal y ayuda a ejecutar el golpe bien bajo condiciones de presión. Por ejemplo, los jugadores pueden usar la visualización después de haber hecho varios restos defectuosos o dobles faltas.  Imaginándose haciendo el golpe bien esto les llevara a recuperar el toque y romper la racha de malos golpes.

 

9. ¡No bloquearse! Sin tesón, no hay gloria. Bajo condiciones de presión, jugadores tímidos muy raras veces triunfan. El temor provoca la falta de coordinación y flexibilidad, fallo de estrategia y lo que se llama bloqueo. Los buenos jugadores, sin embargo, han aprendido como comportarse bajo presión y saben como hacer los golpes. No toman riesgos innecesarios, pero saben como buscar un golpe ganador en un segundo saque en juego, golpeando con efecto y fuerza,  en un punto de partido, y prueban de ejecutar un golpe definitivo en un remate de un juego importante.

 

La meta debería ser jugar para ganar, no jugar para evitar perder. El refuerzo adicional, yendo a ganar puntos importantes, es que refuerza nuestra auto-confianza y desmoraliza al contrario.

 

ir arriba